Utilizamos "cookies" de terceros para estadísticas, publicidad y redes sociales Más información y cambio de configuración
logo_saborMed320

Cazuela de alcachofas, habas, patatitas confitadas y morcilla

Ingredientes

Preparación

habas-alcachofas-morcilla

1. Limpiar las alcachofas, partirlas por la mitad y ponerlas a hervir en una olla con agua y un poco de harina para que no se pongan negras. Al cabo de 7/10 minutos comprobar que estén tiernas. Retirar del agua y reservar.

2. Desgranar las habas y ponerlas a hervir en un puchero con agua y sal hasta que estén tiernas. Reservar.

3. Pelar un patata y cortarla en dados. Ponerla en una sartén con aceite de oliva a sofreír, hasta que las patatas se doren y estén tiernas. Salar. Retirar y reservar.

4. En ese mismo aceite sofreír la morcilla a la que se ha retirado la piel y dar vueltas para que quede desmigajada.

5. Mezclar todos los ingredientes. Añadir un poco de aceite de oliva virgen extra y servir.

Le recomendamos

Coca de tomate, cebolla y mozzarella

Coca de cebolla y pimientos verdes sobre daditos de tomate

Coca de Atún

Coca de frutas escarchadas con piñones

Mas recetas

Cazuela de chipirones al vino blanco Preparación de chirlas para pasta Remojón Granadino, ensalada de bacalao Patas de cerdo en salsa de almendras Guiso de sepia con patatas Crema de lentejas al curry Curry de vegetales con salsa de yogur Pasta con calabacín y gambas Gazpacho de espárragos blancos de conserva al vinagre de sidra Ensalada de garbanzos con ventresca de bonito y langostinos con vinagreta de huevo duroCuscus en ensalada de verduras y queso de cabra

Favoritos

Cómo preparar la barbacoa perfecta Esferas de sabores para platos con un guiño a la alta cocina Valor nutricional del pan integral frenta al pan blanco. Conozca sus diferencias Los beneficios de la patata nueva versus patata de conservación: más nutrientes y más sabor Cómo preparar y hacer escabeche: una técnica que alarga la vida de los alimentos y da finura a los platosCocinando foie gras: temperatura de cocción, una cuestión claveSin tiempo para la cocina: eche mano de una buena conserva y añada su toque personalEl sofrito como salsa base de guisos Tomate, de planta ornamental a estar en todas las salsas

+ Contenido