Utilizamos "cookies" de terceros para estadísticas, publicidad y redes sociales Más información y cambio de configuración
logo_saborMed320

Pimientos rojos asados

Para asar siempre hay que utilizar los pimientos rojos, llamados "morrones" ya que son los más carnosos. Esta receta no requiere grandes esfuerzos en los fogones, pero sí habilidad en el mercado y criterio para saber distinguir los pimientos que tienen aroma y son carnosos.

Ingredientes para 4 personas

Preparación. Tiempo de realización 50 minutos

pimientos rojos asados

Pimientos asados en parrilla o sartén de hierro fundido

1. Los pimientos se pueden preparar al horno o sobre una parrilla, sartén de hierro fundido que se pondrá sobre el gas, vitrocerámica o el método de cocción que usted tenga. Personalmente, preferimos la parrilla de hierro, porque la piel de los pimientos que es gruesa y dura se quema en la superficie, pero la carne del pimiento ni se quema ni se chamusca, pero queda perfumada con un olor a humo muy agradable.

2. Por otra parte, al ser sometido a un calor más fuerte y más rápido, en nuestra opinión pierden menos agua. Si se utiliza una sartén de hierro fundido, lo único que hay que hacer es darles la vuelta cada tanto para que todas las caras del pimiento estén en contacto con la parrilla. En la parrilla no se pone aceite ni nada.

Una vez hechos se envuelven, se pelan y se sazonan tal como se indica a partir el punto 3.

Pimientos asados al horno

1. Encender el horno. Se precalentará a unos 200 º C . Luego lo pasaremos a unos 180 º C.

2. Se colocan los pimientos en una bandeja que introducimos en el horno (preferiblemente en la bandeja de en medio), dándoles de vez en cuando una vuelta. Dependiendo de la clase de pimientos a los 30-40 minutos deben estar hechos.

3. Los sacamos y envolvemos por separado, dejándoles reposar unos 10-15 minutos. Es importante que lo haga para poderlos pelar mejor. Para envolverlos puede utilizar papel de periódico ya que mantiene muy bien el calor.

4. Para pelarlos es conveniente que tenga un cuenco con agua cerca. Le será útil para dejar las semillas y la piel del pimiento que a veces se pega a los dedos.

5. Una vez vez que están pelados, se abren por la mitad, cuidando que el jugo que contienen en su interior no se pierda. Ponga el jugo en el plato o fuente que vaya a servir los pimiento. Retire las semillas, corte el pimiento en tiras a lo largo y colóquelas en una fuente.

6. Añada los dientes de ajo picados, sazone con sal. Por último, eche un buen chorro de aceite de oliva virgen extra.

Son estupendos para acompañar platos de pasta y arroz blanco. También se pueden tomar como aperitivo.

Le puede interesar

Multitud de variedades de pimientos para una rica gastronomía

Le recomendamos

ensalada-templada-garbanzos

Ensalada templada de garbanzos con ventresca de bonito y langostinos con vinagreta de huevo duro

Sopa fria de yogur y berenjenas

Secreto ibérico a la plancha con salsa caramelizada al jerez y al oporto

Pasta con pesto trapanese

Mas recetas

1. Crema de lentejas fría al curry 2. Pimientos rojos asados 3. Gazpacho de espárragos blancos en lata al vinagre de sidra 4. Vichyssoise 5. Guiso de sepia con patatas 6. Remojón granadino, ensalada de bacalao 7. Pollo al chilindron 8. Arroz a banda9. Ensalada de pasta a la griega 10. Ensalada de salmón marinado y remolacha al eneldo 11. Ensalada de sandía, piña y mango con vinagreta de frambuesa 12. Judías blancas a la vinagreta

Favoritos

1. Bonito del norte, una carne muy sabrosa que exige cocciones cortas 2. Los mejores cortes de carne para barbacoa 3. Sardinas, un sencillo y nutritivo manjar 4. Horchata, bebida del verano, nutritiva y deliciosa5. Las crudités o vegetales crudos al principio de la comida ponen a punto la salud 6. A qué temperatura hay que servir cada vino 7. Piñones, espíritu mediterráneo, su gastronomía y algunas recetas 8. Requerimientos diarios de vitaminas liposolubles: A, D, E, K y sus propiedades 5. Limonadas de limón, un excelente limpiador de nuestro organismo 8. Receta de sangria: fruta en su punto de maduración y un buen vino joven