Utilizamos "cookies" de terceros para estadísticas, publicidad y redes sociales Más información y cambio de configuración
logo_saborMed320

Pimientos rojos asados

Para asar siempre hay que utilizar los pimientos rojos, llamados "morrones" ya que son los más carnosos. Esta receta no requiere grandes esfuerzos en los fogones, pero sí habilidad en el mercado y criterio para saber distinguir los pimientos que tienen aroma y son carnosos.

Ingredientes para 4 personas

Preparación. Tiempo de realización 50 minutos

pimientos rojos asados

Pimientos asados en parrilla o sartén de hierro fundido

1. Los pimientos se pueden preparar al horno o sobre una parrilla, sartén de hierro fundido que se pondrá sobre el gas, vitrocerámica o el método de cocción que usted tenga. Personalmente, preferimos la parrilla de hierro, porque la piel de los pimientos que es gruesa y dura se quema en la superficie, pero la carne del pimiento ni se quema ni se chamusca, pero queda perfumada con un olor a humo muy agradable.

2. Por otra parte, al ser sometido a un calor más fuerte y más rápido, en nuestra opinión pierden menos agua. Si se utiliza una sartén de hierro fundido, lo único que hay que hacer es darles la vuelta cada tanto para que todas las caras del pimiento estén en contacto con la parrilla. En la parrilla no se pone aceite ni nada.

Una vez hechos se envuelven, se pelan y se sazonan tal como se indica a partir el punto 3.

Pimientos asados al horno

1. Encender el horno. Se precalentará a unos 200 º C . Luego lo pasaremos a unos 180 º C.

2. Se colocan los pimientos en una bandeja que introducimos en el horno (preferiblemente en la bandeja de en medio), dándoles de vez en cuando una vuelta. Dependiendo de la clase de pimientos a los 30-40 minutos deben estar hechos.

3. Los sacamos y envolvemos por separado, dejándoles reposar unos 10-15 minutos. Es importante que lo haga para poderlos pelar mejor. Para envolverlos puede utilizar papel de periódico ya que mantiene muy bien el calor.

4. Para pelarlos es conveniente que tenga un cuenco con agua cerca. Le será útil para dejar las semillas y la piel del pimiento que a veces se pega a los dedos.

5. Una vez vez que están pelados, se abren por la mitad, cuidando que el jugo que contienen en su interior no se pierda. Ponga el jugo en el plato o fuente que vaya a servir los pimiento. Retire las semillas, corte el pimiento en tiras a lo largo y colóquelas en una fuente.

6. Añada los dientes de ajo picados, sazone con sal. Por último, eche un buen chorro de aceite de oliva virgen extra.

Son estupendos para acompañar platos de pasta y arroz blanco. También se pueden tomar como aperitivo.

Le puede interesar

Multitud de variedades de pimientos para una rica gastronomía

Le recomendamos

fresas-chocolate

Fresas o fresones bañadas en chocolate

Bacalao al pil pil

Caballa en escabeche

Costillar de cordero asado al horno con sal y agua

Mas recetas

1. Carrilleras de Ternera de Extremadura con jugo de Oporto 2. Bacalao con tomate en salsa ligada 3. Albóndigas en salsa con patatas 4. Pollo con ciruelas 5. Caldo vegetal 6. Risotto de setas frescas y secas 7. Conejo al vino blanco con verduras 8. Sopa de ajo básica al estilo castellano9. Patatas a lo pobre 10. Coliflor con pasta verde de espinacas a la salsa de queso y avellanas tostadas 11. Sopes Mallorquines. Sopa de verduras12. Cazuela de chipirones al vino blanco

Favoritos

1. La cocina sagrada en las distintas religiones 2. "La trufa negra es como un diamante al que hay que mimar" 3. Operaciones relacionadas con la preparación de sopas y caldos: Desgrasar, clarificar y filtrar 4. Piñones, espíritu mediterráneo, su gastronomía y algunas recetas 5. Cocinando cardo, una verdura muy apreciada en Aragón, Navarra y Soria 6. Los cocidos y potajes más característico de cada región7. Cocina en Papillote: una técnica muy sana y digestiva8. No sólo de parmesano vive la pasta 9. Verduras y hortalizas : propiedades y nutrientes 10. Cuaresma y ayuno: ¿Tiene la abstinencia algún beneficio para la salud?