Utilizamos "cookies" de terceros para análisis de tráfico, publicidad y redes sociales Más información y cambio de configuración
La carne de caza requiere cocciones lentas

Platos de caza : Adobos y marinados, preparación previa a una cocción lenta

Ya no es necesario salir de caza. En las tiendas de alimentación es relativamente fácil encontrar envasadas al vacío piezas de caza mayor como el ciervo o el corzo en donde se nos ofrece los cortes más jugosos como el lomo.

Mdg, Sabormediterraneo.com

El asilvestramiento también ha llegado a caza menor, la de pluma, como las perdices, becadas o tordos criados en estado semisalvaje. Todas requieren cocciones lentas y adobos en vino para ablandar sus carnes y suavizar su sabor bravío.

En general, lo que se busca son animales jóvenes y además hembras, en los que su carne no ha llegado aún a niveles de dureza excesivo.

Aunque el ciervo es el rey de la caza mayor, la carne de corzo es considerada más suave y fina. Por lo general, se necesita cierta experiencia para cocinar estas piezas y esto hace que sean productos que salen del ámbito casero para pasar más a la restauración especializada.

Por ello, la disponiblidad de piezas al vacío de los cortes más jugosos y de las piezas más nobles - (solomillo, lomo y pierna)-, es una opción interesante para disfrutar de unas carnes de sabor bravío, sin tener que salir de caza.

Adobos y marinados, preparación previa de piezas de caza

Lo habitual es que estas carnes pasen unos cuantos días en adobo o marinandose. Es aconsejable, además de aceite de oliva, vino tinto, azúcar y sal, la adición de ácidos suaves como el vinagre o los zumos de citricos, con objeto de intensificar los sabores y el contraste de los platos.

En la cocina de caza mayor, el mayor reto es conservar los sabores de la carne, pero quitarle el gusto a bravío. No hay que olvidar que los animales que viven en un verdadero estado salvaje son muy musculados y de carnes prietas.

La caza de pluma

En el mundo de la caza menor de pluma existe el dicho: "Ave que vuela a la cazuela". Sin embargo, las verdaderas protagonistas son las perdices, los faisanes y las becadas. Todas ellas se preparan en España de manera diferente, pero con un denominador común. Son guisos largos.

Estas aves requieren procesos de adobo (marinado con sal, azúcar, vinos y brandy) o bien técnicas de escabechado con aceite de oliva, pimienta, vinagre, ajos y laurel.

plato_caza

Recetas

Le recomendamos

alcachofa

Alcachofas, qué es mejor para que no ennegrezcan, ¿limón, harina, perejil?

Lentejas, el alimento de las centurias romanas

Todos los secretos de las cremas de verduras: una forma cómoda y fácil de comer verduras y hortalizas

España, paraíso de la genuina trufa negra

Mas contenido

Salmón en costra de nueces con chutney de mango y emulsión de cilantro Operaciones relacionadas con la preparación de sopas y caldos: Desgrasar, clarificar y filtrar Cocina en Papillote: una técnica muy sana y digestiva Sopa de cebolla con queso gratinado Alcachofas: Francia, España e Italia aglutinan el 80% de la producción y el consumo mundial Calçots, guía para un festín gastronómico por los restaurantes de Valls y Tarragona

+ Contenido