Utilizamos "cookies" de terceros para análisis de tráfico, publicidad y redes sociales Más información y cambio de configuración

Frutas y vino, parejas y maridaje para un postre goloso

Los vinos jovenes, ricos en aromas frutales, son perfectos para cocinar fruta fresca, al producirse un trasvase de sabores y aromas. La cuestión es dar con la pareja adecuada.

María Val, Sabormediterraneo.com

El tinto con sus aromas frescos a frutas maduras es muy adecuado para cocer peras, melocotones, higos, así como para preparar toda clase de compotas. Sus aromas a finas especias casan estupendamente con la canela, siempre presente en estos preparados. También se utiliza en la maceración, por ejemplo, de fresas. Aquí su efecto antihistamínico atenuará la reacción del posible alérgico.

El cava suele añadirse a muchos helados y postres fríos.

El vino blanco semidulce hace buena pareja con el melón o la sandía, siempre que se sirva muy frío y que la preparación permita la fusión de los azúcares y agua de la fruta y el vino.

El jerez dulce es un magnífico acompañante de la manzana asada y al igual que el oporto, su presencia da un punto de sofisticación a las recetas más sencillas. Y en la repostería, el anís y los licores conforman la personalidad última de multitud de preparados

Le puede interesar

Melocotones al vino tinto Peras al vino tinto Cóctel de piña al cava Crema de melón al vino blanco

Le recomendamos

potaje cuaresma

Receta de potaje de cuaresma

Desalar y rehidratar el bacalao es tan importante como saber cocinarlo

Espinacas, un legado de la cocina andalusí con las que preparar muy distintos platos

Cómo hacer una buena despensa en tiempos del coronavirus

Mas contenido

Bacalao en salsa de tomate ligada con sofrito de cebolla y pimiento Caldo vegetal de verdurasCocina en Papillote: una técnica muy sana y digestiva Cocidos y potajes a lo largo y ancho de EspañaAceite de oliva, la mejor opción para las frituras a altas temperaturasCuaresma y ayuno: ¿Tiene la abstinencia algún beneficio para la salud?

+ Contenido