Utilizamos "cookies" de terceros para análisis de tráfico, publicidad y redes sociales Más información y cambio de configuración
logo_saborMed320
El mejor momento para tomar las frutas es con el estómago vacío

¿Conviene terminar la comida con una pieza de fruta?

Como norma general, es preferible tomar las frutas antes de las comidas, como entrante y no como postre. Si se toman después de una comida rica en carbohidratos complejos y rica en proteínas, deben aguardar su turno, en el proceso digestivo. Sin embargo, hay algunas excepciones como la manzana, la papaya o la piña, que contienen enzimas que ayudan a digerir mejor las proteínas y almidones.

María Val, SaborMediterraneo.com

El mejor momento para tomar las frutas es con el estómago vacío bien por la mañana cuando nos disponemos a desayunar, como tentempie o como entrante de una comida.

El argumento es sencillo. Los azúcares, que abundan en las frutas, junto con el 90% de agua que contienen, más sus vitaminas y minerales, se digieren con rapidez y son los nutrientes que proporcionan energía de manera más inmediata.

Si se ingieren solos, se mantienen escaso tiempo en el estomágo. Pero si se toman después de una comida copiosa rica en carbohidratos complejos y rica en proteínas, deben aguardar su turno, en el proceso digestivo.

Hay que tener en cuenta que la digestión de las proteínas es más lenta que la de los carbohidratos complejos y que éstos tardan más en digerirse que los azúcares simples de la fruta.

Para muchas personas, esto no les supone ningún problema, pero en algunos casos puede puede provocar digestiones lentas y favorecer procesos de fermentación.

Si el intestino no se halla en situación de hacer frente a ese aumento de carga, se produce una reducida utilización de los principios nutritivos contenidos en los alimentos.

Los fenómenos de fermentacion provocan una elevación de la temperatura intestinal y la necesidad de un aumento de la irrigación sanguínea. Una situación que puede provocar la proliferación de una flora bacteriana patógena.

piña

La piña favorece la digestión de las proteínas

También puede ser la causa de la liberación de sustancias nocivas para el organismo con la subsiguiente disminución de la capacidad de resistencia contra las infecciones.

Como norma general, es preferible tomar las frutas antes de las comidas, como entrante o entremés y no como postre, ya que así se asimilan mejor. De ahí el éxito de entrantes tan conocidos y clásicos con el melón con jamón.

Sin embargo, hay algunas frutas que facilitan la digestión. Son excepciones; por ejemplo, las manzana que contienen sustancias que favorecen la digestion de los almidones y la piña y la papaya que facilitan la la digestion de las proteínas.

La papaya es un fruto originario de America Central que tiene una pulpa tierna y jugosa similar a la del melón. Al igual que la piña contiene papaína, una enzima que favorece la digestión de las proteínas. La piña, además, contiene bromelia, otra enzima digestiva. Por eso es bueno comer ensaladas que contengan piña o papaya antes de una barbacoa de carne, ya que nos garantizará una buena digestión.

Por otra parte, preparar proteínas con con frutas ácidas, como citrícos, que resulta una combinación muy habitual con pescados, ayuda a crear un estado alcalino en el estomágo que permite digerir mejor el resto de la alimentación.

  • ¿Quieres compartir este artículo?

Le recomendamos

¿En qué consiste "una alimentación equilibrada"?Motivos por los que se recomienda consumir carnes rojas con moderación 10 pautas para comer cardio saludable¿Existe la dieta ideal?El papel de las frutas, verduras e hidratos de carbono complejos para mantener un peso saludable

favoritos

1. Microbiota, según su composición, así será su sistema inmune2. Chocolate negro con frutos secos: un cardioprotector, doble de bueno, doble de sano3. Cómo preparar y hacer escabeche: una técnica que alarga la vida de los alimentos y da finura a los platos4. Skrei, el bacalao fresco del Mar de Noruega que sólo se consume de febrero a abril 5. Receta de bizcocho de chocolate negro6. Legumbres: platos de invierno saludables y de mucho sustento

+ Contenido