Utilizamos "cookies" de terceros para análisis de tráfico, publicidad y redes sociales Más información y cambio de configuración

Los alimentos, algunos desconocidos, que llevó España a América

El descubrimiento de América supuso uno de los mayores intercambios de productos gastronómicos de toda la historia, cambiando las pautas de consumo tras la introducción de nuevos alimentos en las culturas de ambos lados del Atlántico.

Redacción, SaborMediterraneo.com- Octubre 2019

La gastronomía mundial actual le debe mucho al descubrimiento de América. El comienzo del comercio e intercambio de productos entre los dos lados del Atlántico, modificó el concepto de gastronomía existente hasta el momento.

En lo que se conocía como Nuevo Mundo existía una cultura gastronómica original y variada, basada en el empleo de productos locales como el chile o ají, pescados, frutas o vegetales, así como sus propias técnicas para realizar guisos y asados.

Esta cocina se enriqueció con la llegada de nuevos productos de la Península Ibérica, como los cereales, algunos animales, el azúcar, el aceite, ajo o la vid.

De América, llegaron alimentos como el maíz, el tomate, la patata o el pimiento verde, productos fundamentales en las recetas tradicionales de Europa. Además de el cacao, el pavo, el aguacate, el cacahuete, la quinoa y diversas frutas tropicales.

La gastronomía mediterránea y europea no sería lo mismo sin todos los productos que llegaron de América, sin embargo, se habla menos de los alimentos que España llevó al nuevo mundo. Estos son algunos de estos alimentos que reformularon su agricultura, alimentación y cocina.

Los alimentos que llevó España al nuevo mundo

Caña de azúcar

La caña de azúcar se llevó desde las Islas Canarias en 1493 por Colón. Este producto cuajó perfectamente como cultivo en las Antillas, extendiéndose su producción a Cuba, Jamaica, Puerto Rico.

Más tarde se instalarían plantaciones en México, Perú así como Paraguay. La abundancia de azúcar hizo que fuera uno de los productos enviados con mayor frecuencia a la Península. El gusto por lo dulce en en el Nuevo Mundo hizo de la caña de azúcar y su empleo en diversas conservas, uno de los platos más característicos de la cocina colonial, a la que hay que sumarle influencias árabes con el empleo de frutas almibaradas y escarchadas.

Cítricos

Colón fue el encargado en llevar los primeros cítricos a América, llevando consigo el limón como primera fruta, y en un segundo viaje las naranjas. Posteriormente muchos emigrantes llevaron diferentes especies y variedades. Los cítricos han posibilitado la creación de numerosos platos en América, entre los que destaca el Cebiche.

Aceite de Oliva

Desde Sevilla partieron los primeros olivos enviados al Perú y México alrededor del año 1560, aunque en este último los cultivos no prosperaron. El olivo llegó a Chile desde Perú y en Argentina el cultivo se inició en el siglo XVI a partir de unas plantaciones llevadas por los colonizadores españoles. Actualmente puede encontrarse principalmente en California y en distintas partes de Sudamérica. La producción de Aceite se encuentra hoy en día en constante crecimiento.

Arroz

El arroz fue uno de los productos que más tardó en extenderse por América. Suponía uno de los alimentos más importantes de la dieta de los españoles en el siglo XVI, siendo Colón el que llevó en sus barcos en el segundo viaje junto a otros alimentos como las lentejas o garbanzos. El Rey Fernando, fue el que mostró más interés en que la siembra en La Española, San Juan y Cuba, recibiese cuidados especiales. A pesar de estos, no se conocen plantaciones antiguas en casi ningún lugar de América. Fue en el siglo XVII cuando los españoles llevaron el arroz denitivamente a Suramérica, consiguiendo así que formase parte de la alimentación básica.

El café

El café tiene sus orígenes en Arabia, de aquí pasó a Europa a través de los turcos y del viejo continente se llevó a América, en donde las condiciones del suelo y el clima permitieron un rápido cultivo en Colombia, Brasil, México, Nicaragua y Venezuela. Tal fue el auge que alcanzó que muchas personas consideraban que había tenido allí su origen. El café de América y el café en general es hoy conocido como una popular bebida con el mayor número de consumidores en todo el mundo.

Carnes

Tras el descubrimiento de América se introdujo el cerdo a partir de 1540. Actualmente la cría de cerdose está incrementando, así como la exportación de jamones españoles para los mercados de Estados Unidos, México y Brasil. Los grandes animales herbívoros se extinguieron en América miles de años antes.

Gracias a las especies introducidas por los españoles como fueron la oveja y la ganadería bovina, este tipo de animales volvieron a tomar importancia por la facilidd que suponía la suelta de reses en zonas de pastos. La exportación de carne desde el año 1600 se concretó en forma salada o como ganado de pie. La implantación de la industria frigoríca tanto en tierra como en el transporte marítimo posibilitó una gran expansión en las exportaciones de carnes, así como de leche.

Legumbres

En la época del descubrimiento de América las legumbres eran uno de los alimentos más consumidos por la gente humilde, siendo una proteína barata y fácil de transportar, así como de mantenimiento al consumirse en estado seco. Desde los primeros viajes las legumbres llevadas desde la Península se complementaron a la perfección con los frijoles, la quínoa o el maíz. La combinación de estos con el arroz dieron lugar a platos de alto poder alimenticio.

En la actualidad la legumbre está considerada como una fuente de proteínas que ha solucionado los problemas de mantenimiento de muchas regiones del planeta; convirtiéndose así en la base de la dieta de la mayoría de la población americana, enriquecidas con grasas, carnes y verduras.

Pollo

En América ya existían las aves como la gallina, pero la gallina castellana que se introdujo era de superior calidad que las de procedencia indonésica (las que ya existían a la llegada de los españoles, pero a los que no tenían gran aprecio los indígenas. Con la llegada de los europeos, los platos típicos indígenas consiguieron convertir su cocina en grandes guisos, desarrollando así diferentes tipos de platos y sopas hoy en día muy populares. En la actualidad el pollo es una de las carnes más apreciadas tanto en el norte como en el sur, y su distribución ha dado lugar a cadenas de establecimientos especializados en este producto de gran éxito.

Fuente: Mercado Alimentos de Ida y Vuelta - Fibega

Le recomendamos

alimentos

Los alimentos, algunos desconocidos, que llevó España a América

La dieta ideal para salvar al planeta del cambio climático

El auge de la cerveza artesana como producto gastronómico

Aceite de oliva, la mejor opción para las frituras a altas temperaturas

recetas

Carrillada de cerdo ibérico en escabeche ligero con ensalada del tiempo Preparación de chirlas para acompañar pastaCoca de tomate, cebolla y mozarella al oréganoCostillar de ¨cordero manchego¨ con setas y cebolla caramelizadaDorada en escabeche de azafrán

+ Contenido