Utilizamos "cookies" de terceros para estadísticas, publicidad y redes sociales Más información y cambio de configuración
logo_saborMed320

Langostinos en salsa cremosa y su propio jugo

Ingredientes para 4 personas

Preparación

1. Se fríen los langostinos con un poco de aceite, se pelan y se reservan. Las cáscaras y las cabezas se pasan por un chino, el jugo resultante se reserva.

2. Poner una sartén a calentar con aceite de oliva e incorporar el ajo y la cebolla muy picados, una vez dorados, añadir media cucharadita de harina, dar vueltas para ligarlo y añadir la nata liquida para cocinar y a continuación se le agrega el jugo de las cabezas de los langostinos.

3. Dejamos reducir la salsa e introducimos los langostinos reservados para que se impregnen bien. Esta operación no debe durar más cuatro minutos.

Le recomendamos

potaje-espinacas-garbanzos

Potaje de espinacas, garbanzos y huevo duro

Sopa de verduras provenzal con salsa pistou

Potaje de verduras: Olla de la Plana

Lentejas estofadas

Mas recetas

1. Escalivada de verduras 2. Bacalao con tomate en salsa ligada 3. Crema tibia de espárragos blancos 4. Guiso de sepia con patatas 5. Caldo vegetal 6. Risotto de setas frescas y secas 7. Conejo al vino blanco con verduras 8. Congrio en salsa con gambas y chirlas9. Patatas a lo pobre 10. Coliflor con pasta verde de espinacas a la salsa de queso y avellanas tostadas 11. Sopes Mallorquines. Sopa de verduras12. Sopa de cebolla con queso gratinado

Favoritos

1. Dieta Post-Navidad para perder 2 kilos 2. Todos los secretos de las cremas de verduras 3. Operaciones relacionadas con la preparación de sopas y caldos: Desgrasar, clarificar y filtrar 4. Piñones, espíritu mediterráneo, su gastronomía y algunas recetas 5. Cocinando cardo, una verdura muy apreciada en Aragón, Navarra y Soria 6. Los cocidos y potajes más característico de cada región7. Cocina en Papillote: una técnica muy sana y digestiva8. No sólo de parmesano vive la pasta 9. Verduras y hortalizas : propiedades y nutrientes 10. Alimentos con índices glucémicos altos: un camino seguro para ganar kilos según Montignac